Posts Tagged ‘LSP’

Delenda est Architectura

15 de enero de 2013

Volvemos al Blog, tras el paréntesis Navideño, con una mala noticia para la Arquitectura en España. Sí otra más. Desde luego esto merece un análisis en profundidad, que deberíamos hacer desde nuestras innumerables instituciones representativas, si somos capaces: ¿Qué hemos hecho los arquitectos españoles para merecer este maltrato? Yo quiero acercarme hoy brevemente dando mi opinión sobre el último ataque.

Me refiero al borrador del Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales que no sé si se ha filtrado intencionadamente o no por el Ministerio de Economía, pero que desde luego se ha redactado desde la ignorancia más absoluta de lo que es y lo que representa nuestra profesión y de lo que es en general la Arquitectura.

Ha traido a mi memoria su lectura el título de la intervención del buen y recordado maestro D. Rafael de la Hoz Arderius en el Congreso Mundial de la UIA en Chicago del 24 de Junio de 1.993. En esto he coincidido con el Blog de la Unión de Agrupaciones de Arquitectos de la Administración Pública de España del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos, que ha publicado su texto íntegro, hoy de desdichada actualidad en muchos aspectos (Delenda est Architectura).

No es que el modelo de arquitecto que describe D. Rafael sea íntegramente aplicable a nuestros tiempos, pero sí que define claramente que la Arquitectura es algo que no puede ser ejercido por alguien que no tiene preparación para ello, que es precisamente lo que el borrador ignora por completo.

Parten nuestros ignorantes legisladores, que para nuestra desgracia nos gobiernan, de una premisa que no puede ser más vacía de contenido: Quien puede proyectar un edificio puede proyectar cualquier edificio. Según este ramplón silogismo vamos a abolir todos los estudios especializados y vamos a hacer todos de todo, total qué más da, si al final lo importante es que a uno se lo encarguen y se lo paguen, en definitiva solo vale la economia. ¡Ah pero no!, los arquitectos no podremos hacer cosas para las que los ingenieros están capacitados, aquí sí que habrá reservas…Si ya decía yo que somos los tontos de la clase, los demás técnicos pueden hacer lo nuestro, pero a nosotros que ni se nos ocurra pretender hacer lo que hacen otros cualificados profesionales en sus respectivas especialidades.

Es decir que la Arquitectura para estas personas no significa nada, no es más que otro componente de su gestión económica, no necesita preparación ni conocimientos específicos, solo es una cuestión de estructuras, muros y paredes, contratos, honorarios etc. y si alguien es capaz de hacerlos pues hala a hacer edificios…Pero por Dios ¿en qué país vivimos? Si esto tan elemental nuestros gobernantes no son capaces de entenderlo vamos a tener que emigrar a otro país, como recomiendo que hagan todos los jóvenes arquitectos que quieran abrirse camino.

Lo peor es que en este bodrio nuestros políticos sintonizan con una sociedad plana, inculta y aborregada, para la que solo cuenta el dinero, basta ver por un momento cualquier televisión y los “personajes” que por ellas desfilan, creando grandes “share” de pantalla, que permiten numerosos cortes publicitarios, para lo único que importa: El dinero.

Dicen que quieren con esta medida crear más competitividad, pero por amor de Dios para qué queremos más competitividad en un sector que carece de la más mínima actividad en España, pero si ya somos 50.000 arquitectos que no tenemos literalmente dónde caernos muertos, si nuestros honorarios no cubren ni los gastos, si no hay obra pública alguna y al pobre empresario privado que se le ocurre hacer algo los Bancos le niegan la más mínima ayuda, para que no se le vuelva a ocurrir.

¿No deberían nuestros gobernantes pensar en cómo reactivar la economía de verdad en lugar de dedicarse a destruir algo de lo que por lo que se ve no entienden nada?

Yo ante esto me pregunto: ¿quién les da a esta gente la competencia para legislar de lo que no entienden?, ¿qué méritos tienen que les permiten juzgar todo bajo el exclusivo prisma del dinero?, ¿quién les capacita a ellos para deshacer la cultura?  Tristemente los que lo permitimos somos nosotros los ciudadanos (incluidos los arquitectos), que cometemos el error de ir a votarles a unos o a otros, que son todos iguales, para que luego deshagan todo a su antojo sin resolver los verdaderos problemas de España.

Por este triste destino, y ojalá me equivoque, he titulado este post con la frase del maestro: Delenda est Architectura. No veo posibilidades en la España actual para mi querida profesión.

Miguel Ángel Álvarez

Pruitt-Igoe-collapses